México

AMLO dispuesto a debatir, no con Ochoa, sino con CSG

El presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, se declaró dispuesto a debatir, pero no con el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa, sino con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, a quien identificó como “el jefe de la mafia en el poder”.

“Si hay debate a mí me gustaría debatir con el jefe de la mafia del poder que es Carlos Salinas de Gortari”, dijo.

Entrevistado durante su gira por Michoacán, el político tabasqueño pidió no preocuparse por la decisión del tricolor, de integrar a su Consejo Político Nacional a distintos integrantes del gabinete presidencial, como el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Salud, José Narro e incluso, al ex titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray.

López Obrador aseveró que las decisiones tomadas este fin de semana por la dirigencia del tricolor no le preocupan ni le dan temor, porque “la gente no quiere nada ni con el PRI, ni con el PAN, ni con (Enrique) Peña Nieto ni con Felipe Calderón, ya no quieren nada con la mafia del poder que encabeza Carlos Salinas de Gortari”.

Consideró que el PRI y el Partido Acción Nacional (PAN) están “muy mal”, “están en quiebra”, “han fracasado” y por ello sus respectivos líderes, Enrique Ochoa y Ricardo Anaya a quienes llamó “achichincles”, están cumpliendo la orden emitida por Salinas de Gortari, para atacarlo en todo momento a través de los medios de comunicación.

Al afirmar que eso es “un timbre de orgullo”, el ex Jefe de Gobierno capitalino confió en que el pueblo de México estará a favor del “cambio verdadero”, es decir, del proyecto de Morena.

Reiteró que sus críticas van dirigidas a los líderes del PRI y el PAN, incluso del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero no a los militantes, a quienes convocó a unirse a su partido, a fin de promover un cambio en la Presidencia en el 2018

Aseguró que las puertas de Morena no se cerrarán a las bases militantes, pero sí para los miembros de la “mafia en el poder”. “Si Salinas dice quiero ser militante de Morena, aunque se disfrace le vamos a ver las orejas y le diremos no vete muy lejos”, agregó.

También llamó a los dirigentes de la izquierda en Michoacán, en particular al gobernador Silvano Aureoles, a dejar de pensar en los cargos públicos y en “cómo se van a colar” al 2018 para satisfacer sus “ambiciones”, cuando la prioridad debería ser sacar de la pobreza al pueblo.

Arriba