Opiniones

#BitácoraReporteril: La ley, pero poquito

Aceptan, reconocen que violan la ley, pero piden una sanción a modo: una amonestación pública o el pago de una multa. Para algunos políticos la justicia es un menú de restaurante. Por eso se confió el alcalde de Cuauhtémoc y no impugnó oportunamente la resolución de la Sala Especializada del TEPJF. Pensaba que como el congreso era mayoría panista no le afectaría. No le salió la jugada.

Como el caso de Mendoza, está también el del acalde de Tecomán, quien seguramente tendrá el mismos destino del presidente de Cuauhtémoc, pues los dos violaron la ley electoral. Acostumbrado a romper las reglas–como cuando accedió indebidamente a tiempos de televisión, por lo que fue sancionado con más de 350 mil pesos–, el senador Preciado obligó a los alcaldes panistas a hacer proselitismo a su favor.

Creyeron que sólo con pedir licencia podían hacer campaña de la manera más burda. Ahí están las consecuencias. Difícilmente un panista ocasionó un daño tan fuerte a Acción Nacional como el infringido por el senador Preciado. Y es que desde la campaña ordinaria soslayó a los cuadros genuinos del PAN para candidatear a políticos externos, ajenos a la militancia panista, como Nicolás Contreras, Eloísa Chavarrías, Javier Ceballos, Luis Ayala y José Manuel Moreno.

Ganó elecciones, pero en desdoro de su partido y germinó la ingobernabilidad en el albiazul, pues la mayoría legislativa sólo le duró ocho meses (hay que recordar que el PAN perdió el poder de la legislatura por la injerencia de Jorge Luis, quien defenestró a la diputada Marta Sosa y puso a un subordinado como líder de bancada; en ese momento comenzó a fragmentarse su mayoría).

La dirigencia de Jorge Luis Preciado sólo ha conseguido dos derrotas en la elección a gobernador, la pérdida del congreso, el ninguneo a los cuadros panistas, las cuantiosas multas por violar la ley impuestas a su partido, una división cada vez más profunda  y la posibilidad de que dos alcaldes panistas sean destituidos e inhabilitados.  Eso ha obtenido el PAN por ser obsecuente al senador.

Dos puntos

Con la incorporación de docentes de telebachilleratos y del Sistema de Educación Media Superior a Distancia (EMSAD) al  Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el gobierno de Ignacio Peralta obtiene un logro sin precedentes, pues regularizó la situación laboral de 255 trabajadores después de 14 años de incertidumbre. Para aquilatar en su justa dimensión este logro sebe tener en cuenta que la regularización de estos trabajadores fue un proceso que requirió de una gran inteligencia en el manejo financiero y político, además de la capacidad de gestión con la subsecretaría de educación media superior. Sin duda esto habla bien de la labor realizada por Hernández Rosas en la Secretaría de Educación y que el gobernador cumple sus compromisos.

Arriba