Opiniones

#BitácoraReporteril: Lo que falta en seguridad

Si bien el gobierno de Ignacio Peralta ha materializado logros importantes en su primer año de gobierno, principalmente en el tema de las finanzas públicas –donde pagó más de 800 millones de pesos en pasivos de la anterior administración–, difícilmente podrá descollar y ganarse la aprobación de la ciudadanía si la inseguridad no se reduce.

Por lo tanto, el tema del incremento de la violencia debe contrarrestarse con una estrategia integral. Es un atino del mandatario estatal reconocer que no sólo con armas se combate al narcotráfico. Y es que la confrontación armada se ha mantenido desde hace ya más de diez años, con exiguos resultados; al contrario, lo que ha provocado es la atomización de la delincuencia organizada: el narcotráfico se convirtió en una especie de Hidra, a la cual le cortan una cabeza y la salen dos más. Eso pasa con los líderes del narco cuando los atrapan o mueren en los operativos: surgen dos que se pelean su posición en la jerarquía del crimen.

A parte de la modernización de la policía estatal y la integración de la policía militar a los operativos de seguridad pública, es indispensable que también se haga hincapié en la prevención de adicciones. Ya lo hemos dicho en este espacio: sin mercado no hay negocio. Y la violencia incrementó en Colima de manera proporcional al aumento del narcomenudeo. Todos los crímenes o ejecuciones en las calles son por esta actividad.

Ha faltado, sobre todo, diseñar una acción para atacar la actividad financiera del crimen organizado. El gobierno, en ese sentido, debe  hacer hincapié en identificar los negocios, empresas o giros comerciales que son utilizados como centros de venta de droga o como una forma para lavar el dinero del narcotráfico.

No hay, en el legislativo local, o una sola iniciativa que ataque el aspecto financiero y económico del crimen organizado. Ya no se diga, por ejemplo, el embargo de propiedades y cuentas bancarias a los grandes capos de las drogas. Hay muchas balas en la lucha contra el narcotráfico, pero poco se ha hecho en estos aspectos, los cuales tienen un valor preponderante en la logística del crimen organizado.

Dos puntos 

Es una lástima la salida del doctor Carlos Salazar del gabinete de Ignacio Peralta. El gobernador pierde a un comprometido y metódico funcionario, eficiente y de calidad moral probada.

Arriba