México

Concesionarían en ZM COL disposición final de la basura sin cobro a ciudadanos

El presidente municipal de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, reveló que en conjunto con sus homólogos de Villa de Álvarez, Colima y Coquimatlán se analiza la posibilidad de contratar a una empresa especializada en el destino final de los residuos sólidos para que resuelva la problemática de la zona metropolitana. Aunque dejó en claro que el servicio de recolección no se privatizaría, ni representaría un costo adicional para los ciudadanos.

“La empresa compraría su terreno para depositar ahí la basura y que esta la venda”, refirió.

Estimaciones realizadas refieren un pago aproximado -por el servicio- para los 5 Ayuntamientos de la zona metropolitana por $12 millones de pesos anuales. La administración y operación del actual relleno sanitario que se ubica en Villa de Álvarez, representa un gasto para el Ayuntamiento capitalino de aproximadamente $10 millones de pesos.

Rafael Mendoza recalcó que por ejemplo Cuauhtémoc, registra un adeudo por el depósito de los residuos sólidos de casi $3 millones de pesos, acumulados de “hace varios años”. En ese mismo tenor están los Ayuntamientos de Comala, Coquimatlán y Villa de Álvarez.

“Es viable, vendría a solucionar el problema de contaminación, y el que Colima lleve toda la carga, porque ahora sí nos está apoyando a nosotros los municipios porque estamos depositando sin pagar nada”, anotó.

Asimismo, aseguró que los Ayuntamientos continuarían con el servicio de recolección y la empresa separaría y daría un destino final a los residuos sólidos.

Se prevé un siguiente encuentro el próximo jueves (01) de septiembre para avanzar en el tema, y determinar cuánto aportaría cada Ayuntamiento para completar el costo anual que estima cobrar la empresa.

Cabe aclarar que en la reunión de éste jueves (25) únicamente participaron los alcaldes de extracción panista; Héctor Insúa de Colima; Orlando Lino de Coquimatlán; Yulenny Cortés de Villa de Álvarez y el propio Rafael Mendoza de Cuauhtémoc. En la toma de decisiones también involucrarían al priista Salomón Salazar, presidente municipal de Colima.

Arriba