Colima

Confirma Osafig denuncia en PGR vs ex-funcionarios estatales

Luego de sostener una reunión de trabajo con los diputados locales, el auditor Superior del Órgano de Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), Armando Zamora González, anunció que interpondrán una denuncia ante la PGR en contra de exfuncionarios estatales por la simulación de reintegros por $296 millones de pesos a fondos federales.

Aseguró que no pasará de esta semana cuando acuda a la delegación de la Procuraduría General de la República en Colima a interponer esa querella. Incluso el diputado y presidente de la Comisión de Gobierno Interno, Nicolás Contreras Cortés, afirmó que el Congreso actuaría en consecuencia y presentaría también una denuncia penal.

Por los resultados de la auditoría excepcional del OSAFIG a los ejercicios fiscales 2013,2014 y 2015 del Gobierno de Mario Anguiano, ambos entes acudirían además ante la Procuraduría de Justicia estatal.

Y es que ante legisladores de la quincuagésima octava legislatura, el auditor Superior del órgano fiscalizador, precisó que tan sólo en 2013 y 2014 la administración estatal de Anguiano reportó un déficit en servicios personales por $1 mil 867 millones de pesos, y que se falseó información contable respecto al origen, registro y veracidad de movimientos.

“Se reclasificó recurso a obra pública, pero son obras que no existen. Debe haber habido una situación de exceso de personal, o el hecho de que haya habido aviadores”, enfatizó.

Sobre fondos federales, indicó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya había detectado y denunciado montos que Colima no ejerció adecuadamente, mismos que superan los $150 millones de pesos, y que por ese motivo, harán una revisión coordinada para determinar qué cantidades se habrían ejercido con oportunidad.

Uno de los señalamientos que más generó polémica entre los legisladores asistentes fue una donación que PEMEX realizó en 2013 a favor del Gobierno de Colima derivado de las afectaciones del huracán “Manuel”, en ese sentido, puntualizó que esa paraestatal otorgó 3 mil 400 toneladas de asfalto para la rehabilitación de caminos y carreteras; 130 mil litros de gasolina magna y 118 mil de diesel, pero “no se acreditó dónde quedó el asfalto ni que el combustible se haya usado en vehículos del Gobierno como Desarrollo Urbano, Desarrollo Rural y la Policía Estatal”.

Asimismo, cabe resaltar que el combustible “fue a parar” a dos gasolineras de las que sus propietarias son la esposa e hijas de Rafael Gutiérrez Villalobos exsecretario de Fomento Económico y exsecretario General de Gobierno en el período de Mario Anguiano.

Sobre la “incompatibilidad de horarios” de algunos excolaboradores, Armando Zamora González manifestó que detectaron a 59 trabajadores que cobraban en la nómina del Gobierno y/o en el magisterio estatal o federal, que traducidos a pesos significaron $48.9 millones de pesos; así como 5 casos en que cobraron en las 3 distintas nóminas con $7.9 millones de pesos y finalmente 111 trabajadores que recibieron percepciones del magisterio estatal y federal de 2013 a 2015 por $88 millones de pesos.

En ese sentido, detalló que solicitaron a la Secretaría de Educación el soporte respecto a la incompatibilidad de horas, pero que éste no fue entregado.

“No se logró comprobar el tema, por eso no estamos sancionado a nadie, la resolución es que existe una irregularidad y que estamos proponiendo que intervenga la Contraloría del Estado y Servicios Educativos para que aclaren puntualmente”, afirmó.

De acuerdo a cálculos realizados por los diputados, el Gobierno de Colima tendría que reintegrar a la federación alrededor de $820 millones de pesos por la simulación en la aplicación de fondos revolventes.

El auditor del Osafig recordó a los legisladores de la actual legislatura que “el maquillaje de información contable” pasó ya por el Poder Legislativo al calificar las cuentas públicas del Gobierno estatal de los años mencionados, y que en su momento “hubo un órgano fiscalizador que no encontró nada, hay una anarquía donde no sucedía nada, no se observaron cosas que tenían que observarse y profundizarse, y generaron una dinámica de tolerancia y de confianza de que se había estado haciendo así”.

Cabe señalar que habría auditorías excepcionales a las Secretarías de Salud y Educación de la administración estatal anterior.

Arriba