Opiniones

#Contrapeso: Insúa y una mala decisión sobre comunicación social

Uno de los mejores manejos de comunicación social, a mi parecer, había sido el del alcalde Héctor Insúa García, quien encontró en las redes sociales y medios alternativos, terreno fértil para contrarrestar el permanente golpeteo del Diario de Colima.

Me parece digno de reconocerse que sea el mismo alcalde el que administra su página personal de Facebook, y que responda los comentarios que ahí externan los ciudadanos, desde las felicitaciones hasta las críticas, a las que generalmente enfrenta con argumentos.

Sin embargo, recientemente su equipo ha tomado una mala decisión de comunicación institucional, al elegir a una joven brasileña como conductora de capsulas en vídeo en las que aborda la manera en que el Ayuntamiento resuelve distintas problemáticas, como los baches.

Quiero aclarar que me parece una mala decisión no por la falta de talento o capacidad de Aury, y desde esta tribuna condeno los comentarios malintencionados y violentos que se han hecho contra ella.

A mi parecer, para lograr que los vídeos tuvieran un mayor impacto, se debió de haber elegido a una persona con la que el ciudadano común colimense, usuario de redes sociales, pudiera sentirse más identificado, en cuestiones tan básicas como el acento y la forma de expresión.

 Una estrategia buena fue el aprovechar la imagen de David Campos –cuya ausencia, por cierto, sigue pesando en la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento capitalino– para presentar un resumen semanal con las principales acciones de la administración.

Creo que se debe seguir el camino que han venido trazando y que les ha dado buenos resultados, y dejar que sean los periodistas y comunicadores quienes ocupen los puestos de decisiones de estas áreas, y no los políticos.

Punto y aparte

Aunque nació en Argentina, en repudio a la violación y asesinato de una joven en Rosario, en Colima nos unimos a la campaña en redes sociales “Ni una menos”, como protesta frente a la violencia contra la mujer. Esperemos que esta movilización virtual llegue a las calles y se traduzca en políticas públicas integrales que tanta falta hacen, en materia de género.

Arriba