Colima

Culpa Orlando a Sindicato por el problema de finanzas de Coquimatlán

El presidente municipal de Coquimatlán, Orlando Lino Castellanos, expuso que realiza en conjunto con la Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado un análisis sobre el destino que tienen los recursos que percibe el Ayuntamiento.

Y es que afirmó que la situación económica que afronta su administración es bastante complicada sobre todo a partir del segundo semestre del año cuando se reduce considerablemente la recaudación de impuestos y por altos sueldos que perciben los trabajadores sindicalizados.

Lino Castellanos indicó que están en pláticas con el Sindicato de trabajadores para determinar qué si pueden “pagar por ahora”. Expuso que quincenalmente, el Ayuntamiento paga al personal sindicalizado más de $1 millón 300 mil pesos, mientras que para los de confianza se erogan $350 mil pesos, ahí se incluye a los miembros del cabildo.

“En Coquimatlán somos los que menos ganamos, hay sindicalizados que ganas más que yo, yo no quiero ganar más que nadie, algunos funcionarios ganan $3 mil pesos, mientras que el trabajador que hace el aseo gana $20 mil, es una situación muy compleja, muy dispar, yo creo que es algo que sucede en todos los municipios, nomas que muchos no lo hablan para no tener problemas o porque a lo mejor es políticamente incorrecto, pero es momento en el cual le tenemos que entrar y atacar”, indicó.

Aproximadamente son 120 sindicalizados y de base. Mientras que de confianza son 58 empleados.

Por lo apretado de las finanzas, el alcalde de Coquimatlán, Orlando Lino no descarta la posibilidad de que exista un nuevo atraso en el pago de la quincena en los meses siguientes, por pago de adeudos que mantiene el Ayuntamiento, por ejemplo al mes destinan $300 mil para cubrir el monto por descargas de aguas residuales; $625 mil a Finanzas por adelanto de participaciones; más de $200 mil al Seguro Social y adeudan $1 millón 300 mil pesos del Impuesto Sobre la Renta al SAT, eso de todo 2015.

“También Coquimatlán tiene el presupuesto más bajo del Estado, con poco más de 60 millones de pesos. Por todo ello, estamos valorando quitar más gente de confianza, tampoco se descartan otras opciones”, finalizó.

Arriba