Colima

Deportistas de Río 2016 competirán en aguas contaminadas

A dos semanas de inicien los Juegos Olímpicos Río 2016, deportistas competirán en aguas insalubres, exponiéndose a contraer una enfermedad.

Pese a que la contaminación de aguas fue uno de los primeros problemas señalados a la sede desde su elección, en octubre de 2009, el gobierno no logró cumplir con la recomendación.

Investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro encontraronniveles severos de contaminación en las playas de Ipanema y Leblon, donde se espera que medio millón de visitantes se diviertan entre competencias durante los Juegos, según reportó el diario The New York Times.

El gobierno de Brasil se comprometió desde 2009 a limpiar los cuerpos de agua de Río de Janeiro, especialmente la Bahía Guanabara, que cuenta con 412 kilómetros cuadrados de superficie, pero las autoridades reconocieron que los esfuerzos se quedaron cortos.

Pruebas recientes, tanto del gobierno como de científicos independientes revelaron que en algunos de los asentamientos de agua de la ciudadencontraron desde rotavirus que causan diarrea y vómito, hasta una súperbacteria que puede ser fatal para personas con un débil sistema de defensa.

“Los atletas extranjeros literalmente nadarán entre excremento humano, y corren el riesgo de enfermarse con esos microorganismos”, dijo el Daniel Becker, un pediatra local, al New York Times.

Los niveles de contaminación de la Bahía de Guanabara fueron señalados desde 1992, en la Cumbre de la Tierra, en donde las autoridades brasileñas se comprometieron a arreglar el problema, al igual que lo hicieron 17 años después, al ganar la sede de los Juegos Olímpicos de manera sorpresiva, en el Congreso del Comité Olímpico Internacional celebrado en Copenhague, Dinamarca.

Una investigación de la agencia AP, publicada en diciembre de 2015, reveló que en algunas pruebas científicas se hallaron niveles de contaminación 1.7 millones de veces mayor que el de aguas que se considerarían sucias en costas del sur de California.

Al ganar la sede de los Olímpicos, Brasil se comprometió a invertir 4 mil millones de dólares para limpiar sus aguas, pero sólo ejercieron 170 millones, argumentando bajos presupuestos de la ciudad en general.

Para el mes de marzo, sólo se había tratado el 60% de la Bahía, pese a que la meta trazada desde 2009 era el 80%.

Los deportistas con mayor riesgo son los de natación de aguas abiertas, que compiten en una prueba de 10 kilómetros de distancia, y los de triatlón, que nadan 1.9 kilómetros al iniciar la prueba, que continúa con las etapas de ciclismo (40 kms.) y carrera atlética (10 kms.). Ellos son los que están más expuestos a ingerir el agua contaminada.

Los veleristas, remeros y canoístas corren menos riesgo, pues no están en contacto directo con el agua, aunque puede entrar en su organismo al ser salpicada.

Sólo tenemos que mantener nuestras bocas cerradas cuando salpica el agua”, declaró Afrodite Zegers, velerista holandesa, quien entrena desde la Bahía de Guanabara, al igual que competidores de otros países ya lo hacen.

 

 

Con información de La Razón 

Arriba