México

Detienen a falso sacerdote que robó 4 mdp en limosnas

David Ramón “N”, conocido como “el padre Moncho” fue detenido por la policía el pasado jueves, esto después de que fuera denunciado por la Arquidiócesis de Puebla por usurpación de funciones al presentarse como sacerdote del Santuario del Divino Niño de la Candelaria, lugar en donde se estima que desfalcó a la población con cerca de 4 millones de pesos, lo cual prevén que recibió de limosnas y servicios eclesiásticos en Huehuetlán El Grande.

El pasado 30 de mayo, la misma arquidiócesis dio a conocer que un “grupo de personas en conflicto” había tomado el Santuario del Divino Niño de la Candelaria.

“Alertamos a los fieles y peregrinos a que no se dejen sorprender, ya que hemos sido notificados que el grupo en conflicto ha llevado a un falso sacerdote que se hace llamar David”, advirtieron en un comunicado.

Informaron que estas personas expulsaron al sacerdote que estaba a cargo de dicho santuario, por lo que en su lugar “impusieron a un falso cura”. Debido a esto fue que decidieron interponer una denuncia ante las autoridades.

Tras esto, el supuesto padre fue detenido por los policías estatales mientras se dirigía al poblado conocido como La Huerta, cuando estaba en camino a la comunidad de El Aguacate, donde presuntamente oficiaría una misa. Ahí, cerca de 100 personas apoyaron a las autoridades para lograr la detención de David.

Tras esto, fue trasladado a las oficinas regionales de Tehuacán, bajo una orden de aprehensión emitida por un juez de control quien le impuso como medida cautelar prisión preventiva justificada por “el riesgo fundado de sustracción de la justicia”, ya que como el detenido es originario de Chiapas, prevén que pueda huir a dicho estado.

Ante estos hechos, el obispo auxiliar Felipe Pozos Lorenzini le pidió a la población que realizó algún servicio religioso con el falso sacerdote que se acercaran a la arquidiósesis para revisar sus sacramentos.

Cabe señalar que este falso sacerdote llegó a Huehuetlán el pasado 2 de diciembre de 2016, cuando las autoridades de la comunidad decidieron administrar los recursos económicos del templo, dejando de lado a la arquidiócesis.

Lee la nota completa en El Universal

Arriba