Marco Antonio Romero

DÍA DEL ADULTO MAYOR

Como cada 28 de agosto, se celebró en México a los adultos mayores, por diferentes instancias, tanto gubernamentales, como sociales.

La situación de los adultos mayores ha cambiado mucho en los últimos años, ya que el entorno familiar, económico, laboral, de vivienda, entre otros, ha afectado, en muchos casos negativamente, a este segmento de la población.

Las familias cambiaron su composición, en muchos casos, se trata de madres o padres solteros, que se independizan del núcleo familiar; en otros casos, ambos en la pareja trabajan fuera de casa; las viviendas son más reducidas, la situación económica ha sido difícil y más en este tiempo de pandemia.

Considero que un cambio más impactante que les afecta, es la falta de valores en las nuevas generaciones, ya que muchas culturas tuvieron a los adultos mayores como personas importantes, a quienes se respetaba y reconocía, en la actualidad, el adulto mayor ha sido relegado en muchas ocasiones, a un asilo; en muchas otras, es despojado y hasta abandonado fuera de la vivienda familiar o continúa en el mismo entorno, pero sin las debidas atenciones, vulnerando sus derechos humanos.

El congreso estatal de Colima cada año ha reconocido a los adultos mayores, otorgando un premio, que consiste en un reconocimiento impreso y un estímulo económico a personas que han destacado en: Labor Humanística o Profesional, Deporte y Arte; además, desde hace unos años y en esta ocasión, a 3 personas mayores de 100 años.

En este 2020, la entrega está siendo diferente, ya que por la pandemia del COVID-19, no se celebró sesión solemne en el recinto legislativo, sino que se están llevando los premios a los domicilios particulares de los reconocidos, por parte de diputados, encabezados por Araceli García Muro y Carlos César Farias Ramos.

Agradezco que en esta ocasión fui propuesto y el comité calificador del congreso estatal, me seleccionó para recibir el reconocimiento por Labor Humanística y Profesional. Muchas gracias.

Arriba