Colima

Gas natural, un mercado que promete mayor competencia en México

Atrás quedaron los días en que el sector industrial sufría desabasto de gas natural, usaba combustóleo —más caro y contaminante— o, en el peor de los casos, detenía sus operaciones. Ahora que el gobierno ha puesto en marcha un plan de infraestructura para importar y transportar este energético, ya piensa en el siguiente paso: crear un mercado de venta de gas natural que se rija por un precio libre, que detone inversiones y pueda ofrecer un producto competitivo para los consumidores. Y contentos todos.

«Me tocó ser subsecretaria de Electricidad al inicio de esta administración, y veías que (la CFE) intentaba bajar sus tarifas para bajarle el costo a la electricidad, y de repente la obligabas a usar combustóleo, más contaminante y caro que el gas natural», recuerda Lourdes Melgar, quien hasta julio de este año fungía como subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

Esta experiencia empujó a las autoridades a poner en marcha un plan de emergencia que impulsara la infraestructura de transporte de gas natural, o ductos, para importar este energético desde Estados Unidos, pues en ese país la molécula llevaba años con bajos precios que la industria mexicana no podía disfrutar.

A seis años del inicio de la expansión del Sistema de Transporte Nacional de Gas Natural, las licitaciones convocadas por la CFE llevarán al sistema a duplicarse hacia finales de 2018.

La red de gasoductos estratégicos, aquellos con gran capacidad de transporte y que se conectan a las centrales de compresión y almacenamiento, llegaba a los 11,347 kilómetros a inicios de 2012, con 13 interconexiones con Estados Unidos y con una capacidad para traer 2,758 millones de pies cúbicos diarios.

gas-natural-e2

Tras las licitaciones de 13 proyectos, junto a la construcción del megaproyecto de Los Ramones, la red de gasoductos se expandirá a cerca de 20,000 kilómetros, con 20 puntos de interconexión y una capacidad de 9,000 a 10,000 millones de pies cúbicos diarios, 7,884 millones más que a inicios de este gobierno.

«¿Por qué previo a la reforma no se dio el mercado de gas natural? Porque mantuvimos al monopolio a lo largo de toda la cadena, además de que en términos de precios lo tenías sujeto —apunta Melgar—. La infraestructura que teníamos tardó décadas en construirse, y aquí hablamos de que en una década la vamos a duplicar».

Lee este artículo completo en Expansión

Arriba