Mundo

La Bolsa de Nueva York se viene abajo en medio de temores de una recesión

No pasaron 10 días y Wall Street volvió a cerrar estrepitosamente a la baja la misma jornada en que Alemania y Reino Unido mostraron señales de una peligrosa contracción económica. Detrás siguen las tensiones en la guerra comercial entre los gobiernos de Pekín y Washington.

Las señales de una contracción económica en Alemania y Reino Unido, la desaceleración del crecimiento en China y el volátil índice bursátil en Argentina se unieron a la resaca que mantiene preocupados a los empresarios de EEUU por el recrudecimiento de la guerra comercial entre los gobiernos de Washington y Pekín para que este miércoles la Bolsa de Nueva York se desplomara de 800 puntos.

Lo peor es que apenas hace 10 días Wall Street tuvo un desplome similar, dos señales que acrecientan los temores de que la recesión esté cerca.

Las dos caídas recuerdan el descalabro de la Bolsa en 2008 en plena explosión de la burbuja hipotecaria. Y aunque no significa que la calamidad económica es un hecho, manda mensajes de que podría venir un ajuste mayor hacia la baja en medio de una racha de crecimiento interno catapultado por la decisión del gobierno del presidente Donald Trump de recortar dramáticamente los impuestos.

En concreto, el Dow Jones cayó este miércoles más de 2% ayudado por descensos en las cotizaciones en los sectores de energía y de ventas minoristas.

Y pese a que Trump anunció esta semana que postergaría la aplicación de algunos aranceles a productos chinos, son más los nuevos factores descritos lo que arrastraron la Bolsa a números negativos.

«Las nuevas noticias económicas se sumaron a las condiciones cada vez más horrorosas en la economía del sector industrial global. Los análisis de las compras industriales ahora sugieren que las economías manufactureras en China, Japón, Alemania y Reino Unido, la segunda, tercera, cuarta y quinta economías más grandes del mundo, se están contrayendo», reporta este miércoles The New York Times.

Arriba