Letras al Vapor

La cuadratura de la curva en combi

Ay mis amores, ahora si ando arrastrando la cobija, y ni me calienta el poco sol que sale. Y es que por más videos que veo de Bárbara de Regil, nomás no me motivo a ver con ojos positivos esta cosa del Covid-19. La mera verdad yo no nunca fui muy buena para los números, me defiendo pero no soy ninguna lumbrera, pero eso de que estemos en el tercer lugar de defunciones a nivel mundial no le veo el lado positivo por ningún lado. Que si cada 100 mil habitantes, que si el sistema de salud no ha colapsado, que si los cubrebocas no sirven, que si las pruebas tampoco… y le siguen y le siguen. Pero la realidad es que a todos nos empieza a doler que se nos vaya un amigo, algún pariente, un vecino, o un conocido. Yo no puedo criticar de más al muchachito ese que se siente la reencarnación de Jim Morrison (pero calvo) y que cree que son pocos los privilegiados que saben de lo que él habla y los demás sólo debemos cerrar la bocota, y es que par él todo va de lujo, “requetebién”. Pero ni la cosa esa de la curva se “aplana” y ni para cuando se vaya levantado la cuarentena. Al grado tal que para esta semana tenemos de entrada en el menú sopa de letras, pero por televisión, ya que por lógica no habrá clases presenciales para los chamacos y todo será de nuevo a cargo de la “gran niñera” de los años 80: la cajita de las ilusiones (bueno, ahora pantallita plana).

El plato fuerte se va a componer de un jugoso y suculento corte… pero a la educación. Siguiendo el tema educativo mis vidos y vidas, pronostican una reducción de casi el 40% de la matrícula de estudiantes de nivel medio y superior en las escuelas y universidades particulares. El principal motivo es el lógico en tiempos de crisis: “o estudio o trabajo”, “o aprendo o le entro a jalar parejo en mi casa para sacar para la papa”. Muchos muchachos y muchachas no pueden ya costearse sus estudios y empezarán a buscar trabajo de lo que sea, y esa cosa tampoco pinta muy bien que digamos, ya que los millones de empleos que dijo mi viejito chulo nomás no llegan y pues, es el hambre es canija, y el que se la aguanta más.

El postre esta semana tiene chocolate amargo con sabor a lima. Para todos fue un notición el que hubieran detenido al capo chillón de Guanajuato: “El Marro” y que es quien mueve el robo de combustible en la zona, y también ya andaba en eso de las drogas, los secuestros y el cobro de piso. Pues bueno, ese señor que decía que iba a acabar con el gobierno y la competencia ya está entambado. Ya habían detenido a su mamá y a su papá en semanas pasadas, pero ambos fueron liberados por esas cosas del destino cruel y despiadado, que llevo a la FGR a olvidar hacer cargos ante el juez y pos ni modo, “usted dispense, y vaya con Dios”. Así que esperamos que ahora si hagan su chamba y no dejen ir al angelito. Y es que de tanta impunidad ya la gente está hasta el copete, con el buche lleno de piedritas, y a la menor provocación y primera oportunidad no escatima en demostrar su generosidad y repartirle una buena dotación de madrazos a quienes se sienten muy “liones” y se suben a asaltar al transporte público. Y sí, hablo del infeliz #raterodelacombi y todos los memes que han salido por ese hecho, pero la tragicomedia real es que eso no debería de pasar, pero bueno, la justicia anda de cuarentena y sin cubrebocas. Nos vemos la próxima.

Licenciada en Ciencias Ocultas

Doctora Honoris causa del Instituto Tecnocrático “Mártires del Neoliberalismo”.

remedios.morales.lap@outlook.com

Arriba