Eduardo Bravo

La mano que mece la cuna detrás de los 15 diputados que aprobaron la deuda de Nacho Peralta

Ajedrez Político

Con mayoría simple de 15 diputados, se aprobó el crédito de 740 millones de pesos que solicitó el Gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez, con lo cual se empeña el patrimonio de los colimenses por los próximos 20 años.

“Fuera mascaras” dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a los hipócritas que se hacen llamar independientes o liberales cuando no lo son. Estamos en tiempos electorales y los verdaderos rostros de los que se hacen pasar por protectores de la libertad se asoman a la luz. Estos rostros detrás de la máscara, son la casta política-empresarial “los conservadores”, los cuales buscan seguir teniendo sus privilegios de clase a costa de las mayorías.  

Colima no es la excepción a los tiempos electorales que se viven en el país. Los conservadores buscarán por todos los medios continuar en el poder político y económico en el estado. Cabe recordar que el PRI gobierno y la clase privilegiada llevan más de 80 años en el poder, convirtiendo a Colima en la “dictadura perfecta”, ya que la permanencia en el poder no es de un solo hombre, sino de un grupo privilegiado que se esconde detrás del PRI.  

Los 15 diputados que apoyaron la deuda de Ignacio Peralta son responsables del atraco al pueblo, pero son más responsable los que están detrás de los diputados, es decir que los traidores a la patria son la casta política que por 30 piezas de plata son capaces de vender su alma al diablo “los empresarios”, como lo hizo Judas Iscariote, que por unas monedas de plata traicionó a Jesús de Nazaret y lo entregó a los Romanos.

Los ciudadanos de Colima deben saber que detrás de cada bancada partidista en el Congreso, existen grupos de poder y dirigentes responsables a la par del atraco y el despojo al pueblo. Del PRI el responsable del voto de los diputados: Rogelio Rueda, Guadalupe Berver y Lizeth Rodríguez, es el Presidente del PRI estatal, José Manuel Romero Coello, que dictó línea política, obedeciendo las órdenes del mandatario estatal.

Por otro lado el responsable de los diputados del PAN, es el Presidente estatal Alejandro García, que ordenó a Fernando Antero, Francisco Rodríguez y a Gretel Culín votar a favor de la deuda inmoral. Cabe señalar que el actual Presidente Municipal y dirigente de Movimiento Ciudadano, Locho Morán también pacto el

voto de su diputada Remedios Olivera en apoyo a Peralta Sánchez, dejando al descubierto su rostro de lobo del presupuesto.

Por si fuera poco el Presidente del Partido Verde, Virgilio Mendoza traicionó no solo a los ciudadanos al avalar la corrupción de Ignacio Peralta, si no también traicionó a la 4T, a la que le debe los cuatro diputados que tiene en el Congreso, y que votaron por más deuda para Colima, estos diputados son: Martha Meza, Luis Fernando Escamilla, Miguel Sánchez y la diputada independiente que en los hechos actúa según los intereses de Virgilio; Lizeth Anaya.

En el caso de los diputados del Partido del Trabajo: Carlos Farías, Yuridia Villalvazo y María Sánchez que no asistieron a la votación de la deuda, no fue por no estar involucrados en el crédito de 740 millones de pesos, simplemente cumplían órdenes del cacique político Joel Padilla. El pacto del PT y del Gobernador fue que sus diputados no votarían, para restar votos y que así se pudiera instalar un pleno con mayoría simple que votaría por la deuda.

Javier Pinto, dirigente estatal del Partido Nueva Alianza en Colima, no se pudo quedar atrás en el pacto con el Gobernador, por lo que ordenó a su única diputada; Rosalva Farías emitir su voto a favor del crédito millonario, no importándoles el futuro de los colimenses, que con este acto tendrán más cargas fiscales que se reflejaran en impuestos, esto para solventar la extraorbitante deuda que dejará la administración de Sánchez Peralta. 

Lamentablemente Morena dejó entrar al Congreso a personajes priistas, como el sobrino de Mario Anguiano; Julio Anguiano, a la suplente de la fallecida Anel Bueno; María Isabel y al petista; Guillermo Toscano, los cuales se aprovecharon de la popularidad de Andrés Manuel para llegar a sus curules, sin embargo no tardaron en sacar sus colmillos y clavarlos en las ganancias que deja vender su voto, a cambio de traicionar al pueblo y a la cuarta transformación.

Cabe mencionar que los diputados de Morena que no fueron a la sesión de la deuda, contribuyeron a que se aprobara el crédito millonario del mandatario estatal, favoreciendo a incrementar las ganancias de los grupos políticos que controlan Colima. No cabe duda que los legisladores Claudia Aguirre y Rogelio Salinas, fueron inducidos por las mieles del dinero que se les depositará a sus cuentas, que será usado para sus aspiraciones políticas rumbo al 2021.    

Araceli García, Blanca Livier, Arturo García y Vladimir Parra de Morena y Ana Karen del PT, son los únicos diputados que se opusieron a la deuda y que hicieron todo por impedir el atroz atropello a pesar de poner en riesgo su seguridad y sufrir golpes y empujones por policías estatales al impedirles el paso al local de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), donde se llevó a cabo la sesión ilegal del Congreso afín a Sánchez Peralta.

Los ciudadanos tenemos el poder para sacar con nuestro voto en 2021, a la casta política del gobierno del estado (PRI), que dirige su esfuerzo para apoyar a los intereses de los ricos y no a los más necesitados. El grupo en el poder utilizará los 740 millones de pesos para continuar con sus negocios y tratar de perpetuar su permanencia en las próximas elecciones. Un claro ejemplo fue lo que hizo Mario Anguiano Moreno al pedir 600 MdP para financiar la pasada campaña del PRI.

*Autor de la columna “Ajedrez Político”, Licenciado en Administración Pública y Ciencia Política, por la Universidad de Colima, analista independiente en temas sociopolíticos y colaborador en diferentes medios digitales.

Arriba