Colima

Lamenta Rigo costos morales tras exoneración

El exsecretario de Desarrollo Social, Rigoberto Salazar Velasco, recalcó que el juicio de la ciudadanía sobre el actuar de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación será el más importante, luego de que el Tribunal Unitario lo exonerara de los delitos electorales que se le imputaron y por los cuales ese máximo órgano decidió anular la elección ordinaria de gobernador.

“Sino había fundamento jurídico para anular la elección y eso se demuestra con la exoneración a mi persona, jurídicamente entonces no había elementos para anular la elección”, dijo.

Asimismo, el exfuncionario de la administración de Mario Anguiano, comentó que él es y seguirá siendo priista, que se ha mantenido leal e institucional aun cuando el Partido decidió retirarle sus derechos partidarios motivado de la presunta debida actuación.

“Estoy con la frente en alto, estoy limpio, y será mi partido el que tendrá en los próximos días que definir cuál es el estatus que guardo en el mismo”, anotó.

Salazar Velasco enfatizó que le apuesta a que le vaya bien a Colima, y destacó que la exoneración de los delitos electorales es muestra de que José Ignacio Peralta ganó limpiamente las dos elecciones.

“No había ningún elemento para que fuera anulada la elección, y los colimenses debemos ver hacia adelante”, ahondó.

También el extitular de la Sedescol señaló que debe analizarse a profundidad la actuación de los magistrados implicados en la anulación de las elecciones de junio, porque esa definición trajo consigo costos morales para su persona y costos económicos para la sociedad de Colima.

Rigoberto Salazar Velasco, negó que en el Congreso del Estado haya aceptado que la voz en la grabación en la que solicitaba el voto a favor del abanderado tricolor haya sido suya, ese fue uno de los elementos para anular la elección.

“Están mis palabras y la versión estenográfica, en ningún momento acepté que esa grabación fuera mi voz, fuera algo de lo que yo tuviera conocimiento. La han revisado una y otra vez”, apuntó.

Para el extitular de Sedescol, todo se trató de un montaje del PAN, orquestado por Óscar Zurroza, ya que explicó que la persona que lo denunció -Claudia Ivonne Contreras- ante la Fepade fue contratada en el período que ese funcionario se encontraba al frente de la Secretaría de Desarrollo Social.

Además que el abogado que la asesoró fue incluso el mismo que habría defendido a la panista Josefina Vázquez Mota. Y que 6 de los testigos que la denunciante aportó 4 se convirtieron en excolaboradores de la Secretaría para sumarse a la campaña del abanderado de Acción Nacional, Jorge Luis Preciado Rodríguez.

“Lo único que había era la denuncia de la persona que me imputó todos estos hechos”, anotó.

Arriba