Opiniones

#Lecturas: El ojo del huracán

 

AUDITORIAGATE. Como haciendo honor al dicho aquel de “origen es destino”, entre dos embravecidas corrientes partidistas se ve naufragar la trayectoria profesional del actual titular del Órgano Superior de Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), Carlos Armando Zamora González, quien apenas el 31 de agosto del 2015, había rendido protesta gracias a los previos acuerdos políticos establecidos entre las diferentes fracciones habiendo resultado electo unánimemente por la anterior legislatura –LVII-, definición que según se dio luego de la pasarela que protagonizaron más de quince profesionistas ante la Comisión de Gobierno y el inédito “Consejo ciudadano” elector, quienes optaron por una terna y al final por favorecer a Zamora González cuya trayectoria pública hasta entonces, para nadie era un secreto, era panista y de la que entre cuyos desempeños destacan la de tesorero del Ayuntamiento (2003-2006) con el entonces panista Leoncio Morán y luego contralor de la API al lado del también panista Enrique Michel, de donde ambos, como se recordará, salieron sin dar mayor razón y a quien, avalado por la otrora mayoría panista bajo las órdenes de Preciado, violando la ley y quizá para pagarle el favor, luego incorporó como subalterno, cargo del que ante la presión política Michel tuvo que renunciar hace un mes.

Bueno, pues en todo este merequetengue encontramos que por un lado los priistas lo han acusado públicamente de prácticas retardatarias entre las que van lentitud injustificada, inconsistencias procedimentales, omisión y desviación de información, demandas judiciales presuntamente amañadas, falsedades y mentiras, etc., que, de entrada, según los tricolores y los diputados panistas Julia Jiménez y Riult Rivera, se ha obstruido la oportuna instauración del Juicio Político tanto contra el exgobernador Mario Anguiano y varios de sus colaboradores así como contra varios diputados de la anterior legislatura y alcaldes y exalcaldes por los respectivos procesos. Por otro lado, parte de quienes conforman la fracción del PAN, concretamente la excoordinadora y el actual coordinador de a mentis de la misma, en todos los foros posibles se han desgañitado en su defensa arguyendo, incluso, que el Auditor es inamovible (¿?) y que la instancia fiscalizadora que encabeza Zamora González, sin decir en qué periodo, fue reconocida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos –OCDE- que la calificó con 10 por su  independencia política y capacidad institucional para auditar. Ante esa disyuntiva el aludido fue citado para comparecer, lo que ocurrió este martes 18 en reunión secreta y de la que en secreto se mantienen los resultados. Lo que sí es que el cargo es político y como tal su titular, aunque él sospeche de “mano negra” y diga que no piensa renunciar, ya camina sobre la cuerda floja y para que lo renuncien solo será cuestión de tiempo. Al tiempo.

diputados-denuncian-al-osafig

¿CABAÑA BLANCA? Apenas va saliendo de una, con la exoneración penal fechada el 29 de agosto, según resolución de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales  -FEPADE- por su presunta principal responsabilidad en la anulación de la elección ordinaria que en la extraordinaria por el Gobierno del Estado de Colima ratificó con mayor margen el candidato del PRI y actual gobernador del Estado, José Ignacio Peralta, cuando el entonces Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Colima –SEDESCOL- (2012-2015) al aceptar la evidencia en su contra, fue encontrado presunto culpable de intromisión ilegal y actuación parcial durante el proceso electoral en ciernes por el Tribunal del Poder Judicial de la Federación -TEPJF-, cuando ya está metido en otra bronca de pronóstico reservado, esta vez por supuesto conflicto de intereses en un caso que según hay tráfico de influencias y falsedad de declaraciones en beneficio de la cónyuge del exsecretario, según declara la subsecretaria de Turismo Federal; no obstante, al respecto, ayer mismo el propio titular regional de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas –CDI- dijo en entrevista radiofónica por el mismo medio que no hay delito que perseguir. Esperemos.

Arriba