Opiniones

#NadaEsLoQueParece: Deprimentes espacios públicos

Nada es lo que parece por Karla Vanessa Ortiz (@KVanessa_Oritz)

En la búsqueda de un estado seguro nos olvidamos de aquello que ha generado desde un inicio la violencia. Lo que no queremos ver es el descuido cultural que tenemos en todos los ámbitos. ¿Alguna vez has visitado «colonias populares», donde existe en exceso crimen y drogadicción? Son lugares deprimentes en lo que puedes ver los patrones de conducta que se tienen desde la adolescencia; jóvenes fumando marihuana en los espacios de recreación para niños -como si fuera algo común-, la policía pasando sin más sentido que el de “hacer presencia” porque no pueden hacer más. Temen que al reaccionar correctamente, ante estos hechos, se cree un conflicto y salgan perjudicados. ¿No se supone que la función de los oficiales es el hacer justicia?

Hay asociaciones civiles de otros estados que se preocupan por ver lo que ocurre en C0lima. Han venido a encuestar y realizar eventos para contrarrestar el uso de drogas y la delincuencia en estas «colonias populares» pero sin ningún efecto. Estos jóvenes no tienen motivación para participar en estas actividades de recreación, prefieren estar pensando en cómo robar o conseguir droga de la manera que sea necesaria.

Si desde niños han visto esta conducta delictiva como algo común, ¿Qué podemos esperar en un futuro de esos niños, que ya ahora son los jóvenes que ponen el mismo mal ejemplo y generan un circulo vicioso?. Es aquí donde va algo peor, suponen que el mejor ídolo de su generación es “El Chapo”, ya que es una persona que tiene mucho dinero, y que puede evadir a la justicia de una manera despreocupada. Esos son los ejemplos de las nuevas generaciones. Pero no siendo suficiente esto, descuidamos a nuestros hijos permitiendo que los eduque la tecnología, dándoles todo lo que necesitan para ser unos futuros criminales, tienen en ocasiones los jóvenes tanta información a la mano que puede ser contraproducente.

Pero también el Gobierno lleva su parte, descuidando los espacios públicos y de recreación para familias como en la colonia Emiliano Zapata, en la cual hay una casa de usos múltiples y no hacen nada por rescatar este espacio. Los vecinos del lugar dicen que hacen todo lo contrario. El lugar está en pésimas condiciones, huele terrible y no da ni buen aspecto a la zona.

Este no es el único lugar en el que pasa esto, hay un sinnúmero de colonias en las que los espacios de convivencia para las familias son utilizados para situaciones que afectan a la comunidad. Debemos exigir a nuestras autoridades que generen una herramienta adecuada que solucione estos déficits, un cuerpo de seguridad que realmente haga su trabajo o una escuela de ciudadanía que nos eduque como sociedad, ya que somos nosotros mismos los que generamos y permitimos estas conductas.

Estamos corrompidos y segados por el capitalismo, sólo vemos lo que queremos ver, cuando nos conviene verlo. Seamos participes de las soluciones y no de los problemas que se presentan en nuestra sociedad.

¡Un cambio de actitud nunca le cae mal a nadie!

Arriba