Colima

No se descarta una erupción pliniana en el volcán de Colima

Para Juan Carlos Gavilanes Ruiz profesor e investigador en riesgos y desastres de la Universidad de Colima, es poco probable pero no imposible que el escenario eruptivo del volcán de fuego evolucione en término de horas o días a una erupción pliniana como la ocurrida en 1913.

“Se considera poco probable, pero a este volcán le gusta hacer erupciones fuertes cada 100 años”, anotó.

Ahondó que la actividad del coloso de fuego y la salida del material piroclástico de los últimos días es –posiblemente- la más rápida desde que se realiza monitoreo. Cálculos estimados refieren que esos flujos pueden alcanzar más de 100 kilómetros por hora, lo que se convertiría en las principales amenazas para La Yerbabuena y La Becerrera.

Gavilanes Ruiz explicó que una erupción pliniana es de grandes magnitudes, por ejemplo, detalló que en 1998 que comenzó la etapa de erupciones frecuentes en el volcán de Colima, se reportaron salidas de material de 60 millones de metros cúbicos a lo largo de tres meses, mientras que en 1913 fue de casi un kilómetro cúbico en un día.

Además, la columna eruptiva de la erupción pliniana de 1913 alcanzó 21 kilómetros de altura sobre el cráter.

Para el caso actual, declaró que suponiendo que el flujo de lava que va descendiendo lleve una distancia de 700 metros, una anchura de 100 metros y una altura de 15 metros tendría más o menos un millón de metros cúbicos de flujo, es decir, más o menos 150 mil viajes de camiones de volteo de 7 metros cúbicos.

Pero, si la distancia es ya por alrededor del kilómetro y 150 metros de anchura andaría teniendo unos 2 millones y medio de metros cúbicos, por lo que se requerirían más de 320 mil camiones de volteo de 7 metros cúbicos.

Arriba