Colima

¿Pensiones de hambre?

Los que están ocupados más que preocupados, son los integrantes de laAsociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), debido a la insuficiente pensión que recibirán los más de 30 millones de mexicanosde la denominada “Generación Afore”, es decir, de todos aquellos que se incorporaron al mercado laboral después de 1997.

Es tal la creciente inquietud de los directores de las Afores que iniciaron acciones conjuntas en varios frentes y de la mano con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). Por lo pronto, ya se reforzaron varias campañas paralelas para buscar aumentar las aportaciones voluntarias.

Pero uno de los trasfondos es que desde hace más de 10 años, las Afores insisten en elevar la cuota patronal, que en el caso de los afiliados al IMSS, es de las más bajas del mundo, Incluso, se habló con diputados y senadores, a fin de cabildear esa posibilidad, pero sin ningún éxito.

En foros públicos y en pláticas “off”, el tema entre los integrantes de laAmafore termina siendo el mismo y  es el reconocimiento a las bajas jubilaciones que se pagarán.

En México, el nivel actual de aportación obligatoria que se establece en la Ley del IMSS es de 6.5% del salario base de cotización, que es el rango menor de aportación de los 34 países de la OCDE. Lo peor es que todos los estudios disponibles tanto nacionales como internacionales advierten que un nivel de 6.5% de ahorro pensionario resultaría insuficiente para acceder a tasas de jubilación óptimas.

Si bien en cierto que  faltan algunos años  para que se retiren los primeros trabajadores bajo el esquema de reparto, hay una creciente alerta, por lo que se empezarán a tomar medidas más contundentes.

Por lo pronto, las Afores continuarán insistiendo con el Congreso y con las autoridades para que se adopten las acciones necesarias en el corto plazo. Incluso, hoy martes se realizará la primera  Convención de la Amafore en donde se analizarán temas que se relacionan con las tendencias globales de los sistemas de retiro, fomento al ahorro voluntario y políticas para elevar la pensión.

La última y nos vamos

Vaya que sorprendió el discurso de la Canciller Claudia Ruiz Massieu, quien participa en la Segunda Conferencia de los Estados parte del Tratado sobre el Comercio de Armas de las Naciones Unidas (ATT), en Ginebra, Suiza, en donde alzó la voz en contra del comercio irresponsable y el tráfico de armas, mercado que en México representa un negocio ilícito de 127 millones de dólares anuales.

La cuestión es que para la Secretaria de Relaciones Exteriores, el gobierno de los Estados Unidos y sus más de 9 mil armerías que se encuentran a lo largo de la frontera, son uno de los principales responsables de este tema, ya que de acuerdo a cifras oficiales, México ocupa el quinto lugar de tráfico de armas a nivel mundial, con la circulación de más de 15 millones de armas ilegales, pero de éstas, 80% proveniente de la Unión Americana.

Arriba