Fausto Delgado

Personas Adultas Mayores una prioridad mundial

El pasado primero de octubre se celebró, el 30° aniversario, del día internacional de las personas de edad. Con este motivo, el Secretario General de las Naciones Unidas, emitió un mensaje a la comunidad, en el que destacó tres prioridades fundamentales para las personas de edad: acceso a la salud, a las pensiones y a la protección social. Considerando que existe una deuda histórica con este sector poblacional que, ha sido vulnerado a lo largo de mucho tiempo, es necesario impulsar esfuerzos políticos y sociales que ponderen estas prioridades con carácter de urgente, debido a que, la población adulta mayor ha aumentado en número de manera sostenida, y su esperanza de vida se ha venido extendiendo. No obstante, es necesario considerar que vivir más años, no nos asegura vivir con salud, pues esto dependerá de distintos factores, como: el desgate biológico, la salud mental, las relaciones interpersonales, la alimentación, entre otros más.

De acuerdo con la Asociación Panamericana de la Salud, la salud mental es la tercera causa principal de defunción de personas de edad avanzada, siendo la demencia y el Alzheimer las dos enfermedades que están debajo de las isquémicas del corazón (primer causa) y las cardiovasculares (segunda causa).

Es por esto que la Organización Mundial de la Salud ha instrumentado distintas estrategias en las que se contempla fuertemente al grupo etario de las personas adultas mayores. Esto, sobre una plataforma denominada como Estrategia Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud, que tiene una proyección a 10 años (2020-2030), y esta se enmarca en cuatro pilares: Lucha contra la discriminación de la edad, entornos amigables hacia las personas adultas mayores, alineación de los sistemas de salud y cuidados a largo plazo.

Actualmente, en el contexto mexicano, se podría pensar que se está trabajando por alinearse a las tres prioridades fundamentales que menciona el António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, pero antes existen varias interrogantes que deberán ser contestadas: ¿Qué se está haciendo para favorecer la autonomía y la independencia de la persona adulta mayor? ¿Existe realmente algún cambio en el contexto de las personas envejecidas más desfavorecidas? ¿Comprendemos todos qué es el envejecimiento y el envejecimiento activo? ¿Existe un instrumento o mecanismo para sistematizar y monitorear el bienestar de la persona adulta mayor? O todo se remite a la atención de recipiendarios pasivos.

Consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima.

• Facebook. @faustoteacher

• Twitter. @faustoteacher

• Fanpage. @faustovejezenmovimiento

• YouTube. Fausto: vejez en movimiento• Página. https://faustodelgado.wixsite.com/solidariamente

Arriba