México

Promueve IMSS cuidados de las madres con sus recién nacidos para prevenir contagio de covid-19

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a las madres lactantes y cuidadores de bebés fortalecer las medidas de higiene y aislamiento, para evitar contagios ante esta emergencia sanitaria.

Al respecto, la doctora Mónica López Cabrera, directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 3 en la Oficina de Representación Colima del IMSS, señaló que no existe evidencia de transmisión vertical de madre a hijo por COVID-19. Sin embargo, para evitar la posibilidad de transmisión postnatal, recomendó no tener contacto con personas diferentes a su círculo de cuidadores, así como evitar visitas innecesarias y mantener al recién nacido en casa.

Subrayó que en caso de que la madre resulte positiva a COVID-19, médicos especialistas deberán practicarle una prueba también al pequeño y su evaluación será en función de que tenga o no datos clínicos de la enfermedad.

López Cabrera resaltó que el IMSS está comprometido con la lactancia materna no sólo para recién nacidos sanos, sino también para aquellos bebés que por complicaciones al nacimiento requieran de hospitalización en los servicios de neonatología.

Detalló que hasta la fecha, no se ha detectado el virus activo en la leche materna de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19, por lo tanto, es poco probable que se transmita a través del alimento materno extraído de una madre con sospecha o confirmación.

Por ello, sugirió continuar con la lactancia materna en todo momento, con las medidas de aislamiento de gotas de saliva, como cubrebocas, higiene adecuada de manos antes y después del contacto con el bebé. En caso de madres confirmadas o con sospecha de COVID-19, se puede realizar la extracción de la leche y administrarse al neonato por un cuidador sano. En todas las madres confirmadas graves se recomienda este método, por lo que no es necesario pasteurizar la leche extraída antes de dársela al neonato.

La directora de la UMF No. 3 aconsejó como medidas generales para madres sanas y con sospecha de la enfermedad respiratoria, lo siguiente:

  • Continuar en aislamiento en casa.
  • Higiene adecuada de manos, lavarlas frecuentemente con agua y jabón o limpiarlas con un gel hidroalcohólico, especialmente antes de tocar al bebé.
  • Usar cubrebocas y sustituirlo en cuanto se humedezca; no tocar la parte frontal sino quitárselo desde el elástico o ajustador y desecharlo inmediatamente, no reutilizarlo.
  • Colocar la cuna del bebé a dos metros de la cama de la madre.
  • Cubrir la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser, y desecharlo inmediatamente, volver lavar las manos con agua y jabón o limpiarlas con gel hidroalcohólico.
  • Desinfectar continuamente los espacios comunes.

El IMSS exhorta a las madres, cuidadores de recién nacidos y grupos vulnerables, a reforzar las medidas higiénicas para prevenir contagios por COVID-19.

Arriba