Colima

¿Qué ocurrió con los cuerpos de los muertos del Titanic?

El Titanic se hundió en las heladas aguas del Atlántico Norte la madrugada del 15 de abril de 1912, dejando un trágico saldo de más de 1.500 muertos.

Una semana después del hundimiento, el buque Mackay-Bennett llegó hasta el escenario de la catástrofe con el objetivo de recuperar los restos de los fallecidos. Sólo se encontraron 333 cuerpos en la zona, la mitad de los cuales fueron arrojados de vuelta al mar (envueltos en una lona provista de pesas de hierro) ya que su avanzada descomposición los había vuelto irreconocibles. El resto de los cadáveres fueron enterrados en Nueva Escocia, Canadá.

Se estima que de los casi 1.200 cuerpos perdidos, muchos quedaron flotando en la superficie y se desintegraron rápidamente por acción del clima y la fauna. Otros habrían descendido hasta el fondo marino, donde las corrientes y los animales carroñeros también habrían acelerado el proceso de descomposición.

En 1985 los restos del colosal barco fueron descubiertos, a una profundidad de casi cuatro kilómetros bajo el mar. Quienes han descendido hasta el naufragio afirman que entre los escombros no se observa ningún cadáver humano.

Arriba