Colima

Realizan Semana de la Tecnolectura en asilo La Armonía

Un equipo integrado por el especialista en gerontología Fausto Delgado, una trabajadora social y una nutrióloga, organizan la Semana de la Tecnolectura en el Asilo de Ancianos de la Armonía, que se iniciará el lunes 5 de junio con la colaboración de varios organismos como el IAAP, el Inapam y La Universidad de Colima.

En entrevista con Zer Informativo, Fausto Delgado explicó que habrá una serie de ponencias a partir de la 9 de la mañana en donde habrá tres especialistas sobre la lectura, tecnología e interacción de jóvenes y niños con adultos mayores.

Los ponentes tienen un lenguaje muy digerible y con temas muy esenciales sobre la importancia de cuidados del cerebro.

Mencionó que es importante que estas charlas las atiendan cuidadores de ancianos y enfermeras o cualquier persona que conviva con algún adulto mayor.

Precisó que él está en el área de cognición y desarrollo de habilidades del pensamiento y la intención de este evento es favorecer a los adultos mayores en cuanto a la memoria y el sistema de procesamiento  de información y el deterioro cognitivo, a través de la lectura y de una manera innovadora con el uso de tecnología.

Señaló que en el asilo de ancianos ya hay actividades lectura, pero vista prácticamente como un proceso de leer en voz alta, los adultos mayores escuchan y listo, pero ahora se pretende fortalecer esa actividad con otras alternativas.

En este caso son el uso de tecnologías, donde la lectura no sólo sea en voz alta, sino que se proyecten imágenes, videos y hasta música, pues habría como un juglar con un cuento musicalizado.

Fausto Delgado dijo que otra de las alternativas es que participen jóvenes y niños en el proceso, como parte de una sensibilización a la sociedad, puesto que hoy en día los niños sí interactúan con los adultos mayores, pero sólo como en visita y se pretende que entren en actividades en conjunto.

Comentó que la idea surge porque su especialidad es la enseñanza de lenguas y ahí se aprender estrategias para la comprensión lectora, entre otras cosas.

Mencionó que ya ha aplicado algo similar en un aula, pero desde su asignatura. Posteriormente se especializo en una maestría de educación y ahí se aproximó por vez primera al desarrollo de habilidades del pensamiento.

Hoy que está estudiando está área gerontológico, ya no es el desarrollo de habilidades del pensamiento, sino la atención a deterioro cognitivo, o sea, que los adultos mayores sean favorecidos a través de la lectura, pero no para desarrollar el cerebro, sino para resarcir daños en él.

Es como un entrenamiento para agilizar el trabajo del cerebro.

Aseguró que eso cuesta, porque los niños tienen el cerebro en blanco y tú lo vas formando, mientras que en este caso, lo que se busca es detener el deterioro que por vía natural se va dando.

Indicó que una manera de favorecer a este grupo social, es tratar de darles una mejor calidad de vida, desde el aspecto de entrenamiento de la memoria, lo que está enmarcado dentro de las actividades del Programa Institucional de Calidad de Vida.

Sobre los horarios para llevar a cabo esto, dijo que normalmente los adultos mayores tienen sus actividades de memoria o lúdicas, entre 10 y media de la mañana y una de la tarde.

Ven cine, leen, juegan baraja, reciben visitas de jóvenes de bachillerato y esta semana tiene sus actividades prensando en esos horarios y toas las intervenciones con ellos son de 11 a 12 del día.

La lectura no es tan extensa y se procura una actividad previa como activación física, incluyendo una hidratación y colación.

Fausto Delgado expresó que una de las intenciones es formar grupos de adultos mayores en colonias o comunidades rurales y no sólo ir al asilo.

Afirmó que los ancianos deben seguir realizando actividades cotidianas como lavarse los dientes para que su cerebro no se vaya deteriorando.

Hay que capacitar a las personas que los cuidan.

Comentó que de hecho en la generación con la que trabaja en el asilo debe fortalecerse, pues viene de la época de los años 40 y muchos no saben leer, por eso es que jóvenes deben contarles y leerles y haya esa interacción.

Algunos tienen incluso problemas con trastornos mentales serios, pero se busca incluirlos y los que no puedan participar en procesos de lectura, al menos estén presentes, para que no se sientan relegados.

Dijo que hay otros que tienen su carácter, pero es porque se han sentido relegados, pero se busca incluirlos.

Afirmó que además, se procura fortalecer a los asilos o cualquier lugar que tenga adultos mayores.

Arriba