Marco Antonio Romero

SALUD Y PANDEMIA EN COLIMA

Por motivos de salud, no me fue posible grabar mi cápsula de hace 2 semanas.

Cuando sobreviene una situación que altera el estado de salud, es cuando más valoramos su importancia, ya que es uno de los bienes más preciados que puede tener el ser humano; sin salud, difícilmente se pueden disfrutar los otros bienes.

Un aspecto importante, en nuestra cultura mexicana, es dejar pasar ciertos indicios, que, al correr de los años, se convierten en situaciones de difícil solución; en general, son muy pocas personas las que preventivamente tratan a su cuerpo, por lo que es necesario un plan preventivo, en donde tiene mucho que ver la edad, los antecedentes familiares y la historia misma de la persona. Es necesario cuidar a tiempo nuestro cuerpo y nuestra mente, para no esperar a que pase a mayores.

A veces es necesario hacer un alto en el camino de la vida, llegando a resaltar en primer lugar la salud, equilibrio, familia, amigos, trabajo, entre otros valores.

Relacionando el tema de la salud, con la pandemia del COVID-19, no deja de impresionarme: 141 contagios y 13 muertos en un sólo día, en nuestro estado. ¿Hasta dónde vamos a llegar?

Cada día nos enteramos de personas conocidas, algunas cercanas, que se han contagiado o muerto y muchos siguen sin usar tapabocas, paseando, asistiendo a bares, reuniones y fiestas, hasta con música en vivo. Incluso en los velorios y entierros hay contagios.

Es respetable el que muchos tengan que salir a trabajar, cuidando su salud, protegiéndose y protegiendo a los demás, PERO EL ACTUAR EN FORMA IRRESPONSABLE, eso no se puede aceptar.

TUVIMOS EL NÚMERO MÁS ALTO DE CONTAGIADOS Y MUERTOS EN LA SEMANA ANTERIOR Y ESTO PUEDE SEGUIR, SI NO TOMAMOS CONCIENCIA.

Arriba