Opiniones

#SinTapujos No quitamos el dedo del renglón

“En la justicia no cabe demora; y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí”
José Julián Martí Pérez (José Martí)

Resulta realmente indignante que mientras Guillermo Padrés se encuentra sometido a un duro proceso penal y Javier Duarte se encuentra prófugo de la justicia, el exgobenador colimense también se encuentre fuera de Colima, pero este último no en calidad de prófugo sino como turista, viajando muy cómodamente y sin preocupaciones, como dio a conocer el pasado 19 de noviembre DIARIO DE COLIMA al difundir fotografías del exmandatario en el Festival del Globo en León Guanajuato.

Por ello es importante que todos los actores políticos involucrados en el tema, actuemos con diligencia y voluntad para que no quede impune el saqueo a Colima.

Con este firme propósito, en la sesión del Congreso del Estado celebrada el 15 de noviembre de este año, presenté junto con mis compañeros Francisco Javier Ceballos Galindo y Luís Ayala Campos, un exhorto al Titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental para que realizara una auditoría extraordinaria a diversas dependencias del Poder Ejecutivo.

Cabe bien señalar que si bien el OSAFIG entregó al Congreso el 21 octubre del año en curso los resultados de una Revisión de Situación Excepcional EXCEPCIÓN /01/2015 al Poder Ejecutivo del Estados de año, 2013, 014 y al 31 de agosto de 2015, esta revisión no tiene nada que ver con el exhorto que originalmente se aprobó el 04 de noviembre de 2015 para solicitar una auditoría de carácter excepcional a las Secretarías de Desarrollo Social y Finanzas, pues este tiene su origen en la denuncia realizada por exdiputados Gina Rocha, Yulenny Cortés, María Perdía, José Hernández, Héctor Insúa, Donaldo Zúñiga, Sergio Hernández, Gabriela Benavides, Joel Esparza y Francisco Rodríguez.

Si bien no podemos negar que los resultados de este informe constituyen un avance en la prosecución de justicia para Colima, existe una fuerte percepción social de que dicha auditoría fue muy laxa dejando sin respuesta muchas interrogantes y hechos notorios.

Bien lo decía Armando Martínez de la Rosa, en su columna Despacho Político de fecha 25 de octubre de este año: “Fueron desviados por Mario Anguiano y su Pandilla más de 2 mil millones de pesos durante 2013, 2014 y 2015, refiere el informe del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental.

Y eso no es todo. Se trata de la investigación financiera de mitad del sexenio anguianista y no todas las áreas de gobierno. Fue una selección de las secretarías y coordinaciones donde el dinero público fluía con facilidad […]

¿A dónde fue a parar? ¿Quiénes y cómo se beneficiaron del constante desvío? ¿En que lo gastaron?”

Por ello, es de vital importancia para nuestro estado, se ofrezcan respuestas que deriven en denuncias penales, administrativas y políticas, pues las cantidades que se han hecho publicas fueron desviadas por el anguianato, aún se encuentran muy por debajo del verdadero daño, por lo que es necesario se alleguen mayores elementos para lograr un pleno resarcimiento de las arcas públicas.

Reitero que los integrantes del Grupo Parlamentario “Nuestro Compromiso por Colima” hemos realizado todas las acciones que como legisladores se encuentran en nuestras manos para lograr se haga justicia en el caso Anguiano.

Sin embargo, no deja de resultar extraño que pese a que se han hecho públicas las denuncias contra Colima por parte de la Auditoría Superior de la Federación por el desvío de recursos federales, la gran mayoría de los legisladores colimenses sin distingo de siglas partidistas, poco o nada han hecho para impulsar estos asuntos a nivel federal.

Si no actuamos rápidamente se corre el riesgo que el presunto culpable pudiera incluso abandonar nuestro país, pues en tanto no sea llamado por la justicia, no existe impedimento alguno para que siga viajando alegremente por doquier para pesar de todos los colimenses que anhelamos se haga justicia, reiterando que a los corruptos NI PERDÓN NI OLVIDO.

Arriba