México

Una dosis de Pfizer o AstraZeneca es menos eficaz contra variante Delta de COVID, pero dos dosis logran buena efectividad, según estudio

Un artículo en Nature revelaba hace unas semanas que, con datos de Israel, se encontró menos efectividad de las vacunas RNA mensajero como las de Pfizer y Moderna contra caos sintomáticos de COVID-19 producidos por la variante Delta. Ahora, un nuevo estudio hecho con datos internacionales asegura que la efectividad disminuye considerablemente solo cuando una dosis es aplicada, mientras que con el refuerzo la eficacia se equipara a la que ya tienen las vacunas contra el resto de las variantes que circulan en el mundo.

La discusión sobre qué tan efectivas son las vacunas ante nuevas variantes ha sido vigente desde hace meses, pero se ha convertido en crucial con la variante Delta del SARS-CoV-2 tomando como asalto a varios países, produciendo nuevos rebrotes y, en algunos casos, nuevos cierres económicos.

Más eficacia contra Delta en Pfizer

El nuevo estudio fue publicado el 21 de julio en The New England Journal of Medicine y tiene por título Effectiveness of Covid-19 Vaccines against the B.1.617.2 (Delta) Variant. Entre los resultados más importantes es que la estimación de efectividad para una dosis de AstraZeneca o Pfizer es del 30.7%, menor al 48.7% que producen ambas contra otras variantes. Sin embargo, la vacuna de Pfizer tiene un 93.7% de efectividad contra la variante Delta luego de dos dosis, incluso superior al porcentaje de efectividad antes reportado ante la variante Alfa, cuya estimación es del 88%.

En la vacuna de AstraZeneca el panorama es distinto: la efectividad de las dos dosis en Delta se estima en 67%, mientras que en Alfa se estima en 74.5%.

Incluso con que la estimación arroje que AstraZeneca es ligeramente inferior en efectividad en cuanto a la variante Delta respecto a la Alfa, el decrecimiento es muy ligero como para concluir que la vacuna de AstraZeneca no es funcional. Lo importante está en la variación de eficacias de las dos vacunas tras la primera aplicación, con casi 20 puntos porcentuales menos que sus eficacias contra variante Alfa, e incluso más si se considera el intervalo completo del estudio cuyo límite inferior es del 25.2%.

En términos generales el estudio arroja buenas noticias. Quiere decir que la variante de mayor preocupación epidémica por ahora no rebasará las capacidades científicas que dieron como resultado las vacunas que se esparcen por el mundo, con todo y los problemas logísticos que han hecho que algunas regiones lleven la delantera y otras queden rezagadas; claro, siempre y cuando la gente esté dispuesta a no olvidar su segunda dosis.

The Latest

Arriba