Colima

Aprueba Congreso reformas para que parejas se puedan divorciar hasta en 15 días

Por considerar que dentro del marco del Código Civil del Estado de Colima hay causales que ya son inoperantes y hasta con vestigios de machismo, los integrantes del Congreso local reformaron parte de su articulado del apartado de divorcio, donde se especifica que la pareja que lo desee por mutuo acuerdo, y la mujer no esté embarazadano tengan hijos, o sean mayores de 18 años, podrán acudir con el Oficial del Registro Civil y en 15 días podría dictaminarse la disolución del matrimonio.

Lo anterior fue dado a conocer a través de un comunicado de prensa, donde además se informa que el diputado Francisco Morán explicó que, de acuerdo con el artículo 267 del Código Civil para el Estado de Colima, “se establecen causales de divorcio: el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges; que la mujer dé a luz, durante el matrimonio, un hijo concebido antes de celebrarse ese contrato, y que judicialmente sea declarado ilegítimo; a propuesta de un cónyuge para prostituir al otro, no solo cuando el mismo lo haya hecho directamente, sino también cuando se pruebe que ha recibido dinero o cualquier remuneración con él objeto expreso de permitir que se tengan relaciones carnales con el otro cónyuge; separación de la casa conyugal por más de 3 meses sin causa justificada; entre otras”.

El legislador apunta que “muchas de esas causales ya son inoperantes y hasta con vestigios de machismo, como es el caso del hecho que la mujer dé a luz a un hijo ilegitimo, pues la sociedad ha evolucionado; se ha vuelto garantista de las libertades y con ella debe evolucionar o actualizarse la legislación, es por ello que el Código Civil debe reformarse”.

Asimismo, dejó establecido que “el divorcio podrá solicitarse por uno o ambos cónyuges cuando cualquiera de ellos lo reclame ante la autoridad judicial, manifestando su voluntad de no querer continuar con el matrimonio, sin que se requiera señalar una causa por la cual se solicita”.

Sobre el divorcio incausado, indicó que “se tramitará en la vía sumaria prevista en el Código de Procedimientos Civiles, atendiendo los principios de protección a las y los integrantes de la familia y el de celeridad”.

Agregó que “el cónyuge que desee promover el juicio de divorcio incausado deberá acompañar a su solicitud la propuesta de convenio para regular las consecuencias inherentes a la disolución del vínculo matrimonial, debiendo contener los siguientes requisitos: la designación de la persona que tendrá la guarda y custodia de las hijas e hijos menores o con incapacidad legal; las modalidades bajo las cuales, quien no tenga la guarda y custodia, ejercerá el derecho de convivencia, respetando los horarios de comidas, descanso, esparcimiento y estudio de las hijas e hijos; entre otras”.

Precisó que cuando exista violencia familiar, el órgano jurisdiccional decretará las medidas de protección que corresponda, las cuales podrán ser, entre otras: la separación de los interesados; el uso y disfrute del domicilio familiar a favor de la o las víctimas; asimismo, previo inventario, los bienes y enseres que continúen en éste y los que se ha de llevar el otro cónyuge, incluyendo los necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio a que esté dedicado, debiendo informar éste el lugar de su residencia; poner a las hijas e hijos al cuidado de la persona que designe el órgano jurisdiccional escuchando a las partes y tomando en cuenta la opinión de las niñas, los niños y adolescentes, privilegiando siempre su interés superior.

El legislador dijo que “cuando ambos cónyuges convengan en divorciarse, la mujer no se encuentre en estado de gravidez, y no tengan hijos o, teniéndolos, éstos sean mayores de edad y no exista obligación alimentaria, y no se encuentren bajo el régimen de tutela; y de común acuerdo hubieren liquidado la sociedad conyugal, si bajo ese régimen contrajeron matrimonio, se presentarán personalmente ante el oficial del Registro Civil del lugar de su domicilio; comprobarán con las copias certificadas respectivas, firmadas en forma autógrafa o con la firma electrónica certificada y en los formatos autorizados, que son casados, manifestarán de una manera terminante y explícita su voluntad de divorciarse”.

Añadió que, en ese entendido, “el oficial del Registro Civil, previa identificación de los consortes, levantará un acta en que hará constar la solicitud de divorcio y citará a los cónyuges para que se presenten a ratificarla a los 15 días. Si los consortes hacen la ratificación, el oficial del Registro Civil los declarará divorciados, levantando el acta respectiva y haciendo la anotación correspondiente del matrimonio anterior”.

Finalmente, manifestó que “el divorcio así obtenido no surtirá efectos legales si se comprueba que los cónyuges tienen hijos menores de edad, o que la mujer se encuentra en estado gravidez, o que, teniendo hijos mayores de edad, éstos se encuentran bajo el régimen de tutela, o son acreedores alimentarios y no han liquidado su sociedad conyugal, y entonces aquellos sufrirán las penas que establezca el Código de la materia”.

Arriba