México

Deficiencias en la construcción provocaron accidente en Línea 12: peritaje preliminar

El colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro se debió a una falla estructural asociada a varias deficiencias en el proceso constructivo, de acuerdo con el reporte preliminar del dictamen de la investigación de la empresa noruega DNV, contratada por el gobierno de la Ciudad de México.

En este primer informe, la empresa destacó fallas en el proceso de soldadura de los pernos Nelson, porosidad y falta de fusión en la unión entre el perno y la trabe, así como falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente.

También detectó diferentes tipos de concreto en la tableta, soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas, y “supervisión y control dimensional en soldaduras de filete”.

La investigación consistió en visitas al lugar del incidente, además se revisaron más de 13 mil carpetas de investigación sobre la Línea 12.

La evidencia 

El equipo de investigación de DNV documentó con fotografías la evidencia de la sección colapsada de la Línea 12 registrando lo siguiente:

Deformación en las vigas que conforman el puente de concreto-acero, tanto en la Trabe Lado Sur (sección sobre la cual rodaba el tren en el momento del incidente), Trabe Lado Norte y la Trabe de la Bifurcación, denominada Vía en “Y”. También deformación y fractura en las vigas que conforman el puente de concreto acero.

Fracturas en los elementos de los sistemas de contraventeo, con desprendimientos de material de los refuerzos, fracturas en almas (estructuras que conforman su interior y le dan fuerza) de tres trabes.

De acuerdo con los documentado, el desplazamiento de las trabes permitió observar concretos diferentes y
algunos de los pernos desoldados de las trabes. Los pernos muestran una deficiencia en el proceso de soldadura aplicado.

En las secciones que colapsaron se observa que no se encontraban la totalidad de los pernos requeridos en el plano de diseño, y/ o huellas de soldadura de pernos posiblemente soldados, los cuales presumiblemente se desprendieron tras el incidente.

Según el peritaje, se observó en la sección de la trabe sur del lado oriente, la cual se inspeccionó ya en el taller de resguardo, una inconsistencia en cuanto al número de pernos instalados.

La trabe sur contaba con 12 pernos (la totalidad que se indicaba desde el diseño), mientras que la oriente solo tenía tres.

Información tomada de Animal Político

Arriba