Barra de Opinión

La muerte llegó sin avisar

¡Se fue uno más sin despedirse! Cada mañana, mucho antes del Covid, yo pasaba por el semáforo de tercer anillo, justo en la avenida Almolonia, y me entero de que él, se nos había adelantado. Ahí, ha sido un refugio para personas que viven en contextos muy difíciles, y que la vida los ha orillado a pedir, vender, y malabarear, con el objetivo de juntar un poco para comer. A lo largo de estos meses he estado leyendo a cerca de modelos comunitarios para la atención de personas adultas mayores, y de manera muy frecuente comprendo que uno de los sentires más remarcados por los expertos en la materia es, que existe una falta de interés para involucrarse en acciones que terminen favoreciéndonos a todos. Por poner un ejemplo, imagine usted que, al lado de su casa, descubre que un par de personas se dedican al robo a casa habitación, pero usted no hace nada, pues ellos roban en otras colonias, ¿cree realmente usted que nunca le va a tocar que le roben? Pues si es así, vaya que sería una persona con mucha suerte.

Todos y todas debemos ser agentes de un cambio positivo en nuestra sociedad, ayudar a los demás, e involucrarnos en acciones que nos permitan crecer como personas, visitar un asilo de vez en cuando, donar sangre, ayudar a nuestros vecinos, integrar y ser solidarios con los que viven en situaciones más complejas que nosotros.

Es noviembre, y nuestro amigo octogenario a partido, ya no se le verá vendiendo dulces, sentado en su silla roja con su bastón a un lado. A finales de octubre, el tambaleó, su marcha se veía con gran dificultad, quizá el sol, el hambre, la indiferencia, la soledad o un cúmulo de todas estas y otras más complicaciones se le juntaron, y llegaron para extinguir su vida.

Las personas adultas mayores, requieren más, y merecen toda nuestra atención, pues gracias a ellas, nosotros gozamos de una herencia cultural, un patrimonio social y fueron quienes participaron en el desarrollo de nuestra bella ciudad, municipio o localidad. Este es un llamado a las juventudes, y a la sociedad en general a que formemos parte del cambio de la realidad que viven las y los envejecientes que forman parte de lo que hoy llamamos Colima.

Consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima.

• Facebook. @faustoteacher

• Twitter. @faustoteacher

• Fanpage. @faustovejezenmovimiento

• YouTube. Fausto: vejez en movimiento

• Página. https://faustodelgado.wixsite.com/solidariamente

The Latest

Arriba