#Lecturas: ¡Los encapuchados!

Lecturas por Noé Guerra (@noe_guerra_)

“No hace falta dibujar criminales donde no los hay”
Apolo Sánchez Lizárraga

Indiscutiblemente quienes se han apropiado del discurso en contra de los excesos del poder local han sido las personas que sorpresivamente se presentaron con el rostro cubierto este martes, su voz y demandas han sido profusamente difundidas y, esperemos, ahora sí escuchadas y atendidas por quienes deben. Hablaron a nombre de la sociedad y como parte de ella, eludieron ser protagonistas y se desmarcaron de cualquier movimiento aunque simpatizaron con todos, especialmente con tres, a saber por su playera blanca que en letras negras mayúsculas se leyó: “#YABASTA#YONOSOY200MIL#YOSIQUIEROACOLIMA”, hecho que suscitó suspicacias y hasta injuriosos adjetivos de algunos, principalmente de quienes de pronto se quedaron con un palmo de narices y muy a su dolor se vieron desplazados en sus pretensiones de notoriedad y actuando con propósitos ajenos al sentir general de la gente de Colima atribuyéndose presuntos liderazgos que nunca se les han reconocido.

Con los prejuicios por delante y sin leer el cuerpo de la nota (no por nada somos el país de habla hispana que menos lee libros en el mundo), varios, los menos, se han dedicado a despotricar principalmente bajo el anonimato (¡La paradoja!) de las redes sociales, lanzándose contra los manifestantes que este martes por la mañana ofrecieron una rueda de prensa cubiertos con pasamontañas, les han dicho de todo, han tratado de descalificarlos y hasta hay quienes se han atrevido a criminalizarlos, desvirtuar y demeritar su acción, esa que para el buen entendedor, y para esto no se ocupan más de dos dedos de frente, se enderezó desde el 13 de julio y que este martes 2 de agosto fue retomada por ellos, por esas cinco personas sin mezquindades ni intereses dobles, según lo declararon, enfocados solo en el motivo de su movimiento a diferencia de otros que sí estaban intentándolo, atribuyéndose una condición y un sentir que es general y que es de la mayoría de los colimenses, el definitivo hartazgo ante los abusos y excesos de nuestra desacreditada clase política.COLECTIVO#YABASTA#YONOSOY200MIL#YOSIQUIEROACOLIMA

Los “encapuchados” lograron su propósito en paz, sin manoteos ni aspavientos, sin protagonismos oportunistas, ni vedetismos frustrados, ni envalentonados buscachambas, ni pseudo líderes temporaleros, ni mantenidos saltimbanquis, ni reflectores al ocio, nada de eso se vio en estas personas que ofrecieron su participación y antepusieron su compromiso para atender y resolver el problema que conlleva la falta de sensibilidad de los legisladores de Colima y no solo de ellos, sino de la mayoría de los políticos que desde antes han interpretado al servicio público como la forma más eficaz de enriquecerse y, por esas deficiencias que hay que corregir de nuestro sistema jurídico, de manera legal. Bien por ellos que se posicionaron y que han vuelto a poner el tema en la agenda pública y la atención de todos sobre lo que tendrán qué hacer los políticos legisladores colimenses, para empezar, pues tal y como lo señalaron y se lee en las notas, su cruzada es contra todos los excesos de los servidores públicos.

Yo sí apoyo a los encapuchados como estos, lo hago porque para mí representaron a todos esos que han sido obstaculizados y que no tienen rostro, ni voz, ni estatus, ni condición para exigir, para reclamar, porque si lo hacen lo más seguro es que tendrán represalias en su trabajo, en su escuela, en su familia y hasta en su persona, no nos hagamos, esto es así y es real; yo sí los apoyo y mis artículos ahí están para demostrarlo, lo hago además porque como también lo puntualizaron, actúan sin partidismos, a nombre de nadie, sin móviles ajenos, solo a favor de la gente, de la sociedad que al unísono se ha manifestado inconforme con el voraz actuar de muchos políticos que hasta la fecha siguen impunes solo disfrutando de las fortunas amasadas a la sombra del poder por tráfico de influencias, por desvíos o por peculado y aquí no se habla solo de los actuales legisladores, esto va más allá, sus alcances son mucho más distantes.

Finalmente, y aquí exhorto a que sobre los prejuicios e intereses de quienes están en desacuerdo con este acto de las personas aludidas, lean o vuelvan a leer las notas publicadas, ahí están las declaraciones del por qué usaron ese recurso, hasta cuando lo usarán, quién está detrás de ellos, a quienes representan, etc., y lo del presunto deslinde, eso es otra cosa, yo no sé cómo se puede deslindar de algo quien ni siquiera fue mencionado, igual que la presunta demanda con la que según amenazó, me gustaría ver ese ridículo. Mientras tanto les invito a que hagamos presencia, a que vayamos y haciendo uso de nuestro derecho pacíficamente y con la ley en la mano exijamos a quienes están para para servirnos. El movimiento no es de nadie y de todos, el reclamo es ciudadano, es de la gente, de quienes sí queremos a Colima. La cita es este jueves en el Congreso a las 11 y el sábado a las 17 horas en la Piedra lisa.

The Latest

Arriba