Colima

Los linchamientos son una respuesta ante la ineficacia del gobierno: especialista

Este lunes se dio a conocer un nuevo caso de linchamiento: usuarios del Metro de la Ciudad de México golpearon a un sujeto supuestamente por haber robado las pertenencias de una mujer, mientras viajaban en la estación Olímpica, de la Línea B, la cual se mueve entre la capital y el Estado de México.

La golpiza a este hombre fue dada a conocer por Denuncia Ecatepec, en donde subieron un video que muestra cómo el presunto ladrón es arrastrado desde el vagón al andén para ser golpeado por varios usuarios más.

Entre los golpes y gritos, el sujeto queda semidesnudo frente a la persona que lo está grabando, quien dice: “descúbranle la cara para que se vea el wey, porque luego nunca se les ve, pinche rata, culero”, mientras otro usuario levanta la cara del hombre agredido para que quede mejor enfocada.

Esto en la Ciudad de México. En Cuernavaca, Morelos, este mismo lunes 27 de noviembre, pasajeros de un camión de transporte público lincharon a un sujeto que viajaba en la Ruta 9. Previamente ese sujeto les había quitado sus pertenencias a los usuarios y al chofer de la unidad.

Luego de esto, los pasajeros sometieron al ladrón, lo retuvieron y posteriormente lo bajaron para golpearlo en la calle. Fue la policía municipal la que intervino para que los ciudadanos dejaran de golpear a quien antes los había asaltado.

Así como estos ejemplos, existen decenas en muchas partes de la República. Tan sólo en Puebla, en 30 días hubo una decena de linchamientos, en donde hasta quemaron en una hoguera a un presunto ladrón, según el periódico La Jornada.

¿Por qué la gente está linchando a los delincuentes? Tania Méndez Elizalde está segura que esa forma de reaccionar se debe principalmente a que la sociedad vive en un Estado fallido.

Maestra en Estudios Políticos y Sociales y licenciada en Sociología, por parte de la UNAM, Méndez Elizalde habló en entrevista para Mientras tanto en México sobre lo que pasa “detrás” de cada linchamiento o intento de linchamiento.

“¿Qué sucede en este panorama, en un país tan inseguro en donde a los periodistas los matan, en donde a las personas por robarles sus pertenencias le quitan la vida? Bueno, pues a partir de hechos tan violentos la ciudadanía tiende a responder de manera violenta”.

Esta es una respuesta de los ciudadanos ante situaciones que viven todos los días, apuntó Méndez. “La ciudadanía responde con un cúmulo de hechos, es una manifestación de desesperación que ante la no respuesta de las autoridades, que deben de cuidar a los mismos pobladores. Esto nos habla de un Estado fallido”.

Para ella, “cualquier caso de linchamiento y el incremento que han tenido en particular durante el último sexenio nos habla de un Estado fallido. Las autoridades, los gobiernos locales, estatales y federales” están demostrando que no dan garantías a los ciudadanos.

El problema del Estado fallido

“¿Cómo podemos explicar este problema?”, apuntó Tania sobre los casos de linchamientos, “pues a partir de identificar el concepto de Estado fallido, en donde el Estado es el máximo órgano que nos hemos inventado los ciudadanos para organizar nuestra vida, para organizar las leyes, la política, la economía y que ese Estado sea el garante de seguridad, estabilidad, de paz, de justicia. En ese sentido, esta problemática, ya sea un vengador anónimo, un linchamiento o incluso el oponerse a un asalto y terminar muerto por ello, cualquiera de estas manifestaciones nos habla de acuerdos sociales que no se están cumpliendo, por eso el concepto del Estado fallido”.

La socióloga aseguró que en muchos aspectos de la vida social, las personas no están teniendo las respuestas suficientes y necesarias del Estado. “Y en ese sentido se tiene que organizar y tomar las decisiones como sociedad civil, para tener las respuestas a una hecho concreto”. Y puso de ejemplo el sismo del 19 de septiembre, en donde hubo muchísimas respuestas de la misma sociedad ya que el gobierno se vio rebasado por la catástrofe, siendo insuficiente, hasta el día de hoy, para apoyar a las personas afectadas.

“Yo no calificaría estos hechos como los correctos”, dijo para finalizar la maestra Méndez, al hablar de los linchamientos, “se califican como una situación de emergencia, de alarma nacional, la explicación, más que la justificación, es que se están dando estos casos porque el gobierno no da las respuestas de seguridad”.

The Latest

Arriba