Barra de Opinión

Octavio Tintos: La gran importancia de la participación ciudadana en la seguridad

Las políticas públicas del actual Gobierno se enfocan hacia la corresponsabilidad que debe darse tanto en la organización social como en la autoridad que la dirige, pues es evidente que el país perdió los espacios públicos, debido a que la delincuencia y el crimen organizado encontraron en ellos los lugares ideales para perpetrar sus ilícitos.

La problemática de seguridad que padecen muchas ciudades del país denota, entre otros aspectos el abandono de espacios públicos, la desintegración comunitaria, la desconfianza ciudadana hacia las autoridades, el incremento del consumo de drogas ilícitas y la ausencia de los valores cívicos.

Uno de los grandes desafíos para el Estado en materia de seguridad pública es que ante los hechos delictivos tendrá que transitar de un modelo reactivo, centrado en la persecución y el castigo hacia un modelo preventivo basado en evitar las causas que los originan.

La experiencia ha demostrado que cualquier acción que se emprenda para prevenir la delincuencia y combatir el delito, no tendría éxito si no se cuenta con la participación de la ciudadanía, es por ello que todos los esquemas, la formulación de programas y la realización de acciones del quehacer público, deben establecerse con la participación de la sociedad.

Es importante generar intensas y renovadas acciones y estrategias, que incluyan acuerdos con organizaciones sociales y civiles especializadas tanto en la prevención del delito, como en la vinculación y participación ciudadana.  Para aprovechar la cada vez más activa participación de los grupos empresariales, las asociaciones civiles y los medios de comunicación.

Las contribuciones que se aporten reforzarán las acciones que se emprendan para obtener mejores resultados en la lucha contra el crimen organizado y la inseguridad pública.

El Gobierno Federal, del Estado y los Municipios a través de sus dependencias encargadas de la seguridad deben generar nuevas alternativas de solución que vayan enfocadas a un nuevo concepto para abatir los factores que originan la delincuencia, basándose en involucrar activamente a la ciudadanía en los programas de prevención.

Es importante construir entornos seguros y devolver a la ciudadanía la confianza en sus instituciones públicas; hacer urgentemente un frente común para recuperar los espacios públicos perdidos y fomentar una auténtica cultura de la legalidad y restituir a la comunidad la tranquilidad a la que tenemos derecho.

Es cuanto ciudadanía colimense.

Arriba