Barra de Opinión

¿QUÉ VIENE? / CANDOR

Los cuadros y perfiles del más próximo equipo de trabajo que la gobernadora electa presentó en días pasados a la sociedad, nos permite perfilar los principales valores que ella busca en la mística de trabajo y gobierno que prometió desde campaña.

Destacan al menos tres características importantes de este grupo de nóveles funcionarios.

En primer lugar, el origen de su experiencia en el ejercicio del servicio público. Varios vienen egresados de las filas de la administración municipal del ayuntamiento de Cuauhtémoc, Colima en los años 2012-2015.

Los diplomados y especialidades en estudios con enfoque de género que ostentan algunas de las convocadas a distintas encomiendas.

Los años mozos. Jóvenes colaboradores, que seguramente vienen llenos de ganas y energías. De esa hambre de conocer y hacer. Esa sensación núbil de “nos vamos a comer al mundo”, en la mejor de las acepciones.

Un coctel de Cuauhtémoc-Girl-Young Power, que buscará resolver la situación actual del estado, donde destacan el problema financiero y el de seguridad, aderezado con el hecho de que, en términos numéricos, la elección les concedió un poco más del 33% de preferencia en votos, es decir, tienen que trabajar en convencer, no por popularidad, sino por necesidad, al 67% de la población que no comulga con su proyecto, pero que serán necesarios para sacar adelante a nuestra patria chica.

El entusiasmo no va a ser suficiente. Trabajar 8 horas al día tampoco. Las buenas intenciones no van a alcanzar. Evidentemente se requerirá de imaginación, innovación, resiliencia y sobre todo una alta capacidad de hacer equipo, con propios y extraños.

Se desea lo apropien y entiendan, la ideología no es suficiente para la implementación de diversos planes concretos. Esperamos que la emoción por el cambio verdadero, por la efervescencia transformadora no los ciegue, no los llene de CANDOR.

MICROCUENTO

“Ojalá pase algo que te borre de pronto. Una luz cegadora, un disparo de nieve…”. Tengo rato ya con esta tonada y letra vuelta y vuelta en la cabeza. Debo reconocer que me ha podido calmar algo. Sin duda esta oscuridad, esta humedad, esta posición apretujada tendrán que ver con estas letras. Nunca pensé que me la estuviera cantando en serio…

Las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva de su autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de El Centinela o del Equipo Editorial.

The Latest

Arriba