#RedCiudadana: Tiro al blanco

Sin ser alguien que se caracterice por confrontar o generar polémica, casi desde el inicio de la actual administración municipal el alcalde de Colima, Héctor Insúa García, ha tenido que lidiar con una fuerte ofensiva mediática en la que destaca Diario de Colima, y a la que paulatinamente se han sumado otros medios de comunicación, así como Leoncio Morán Sánchez y diversos actores políticos. El último capítulo de ello es la serie de argumentos en su contra relacionados con la remodelación del centro de la capital, concretamente de la calle Madero, con los que se busca meter zancadilla rumbo a la reelección al edil panista.

 

En los medios que se han sumado al tiro al blanco, particularmente en Diario de Colima, se observa una línea informativa y editorial van más allá del trato distante, frío o incluso hostil que puede recibir cualquier político con el que no hay afinidad. La campaña, porque no puede tener otro nombre cuando se le dedican tantas primeras planas, editoriales, comentarios, columnas, fotografías y espacios en redes sociales, esconde varias interrogantes que parecen ir más allá de la serie de conflictos, críticas o desaciertos de los que se le ha pretendido responsabilizar a Insúa García, a quien por cierto no parece preocuparle lo que se dice en su contra.

 

Por su parte, Leoncio Morán es un político que gusta a la gente por su discurso atrevido y espontáneo en contra de los políticos y partidos tradicionales, así por su determinación para confrontar y encarar a quien elige como adversario de cada batalla. Para nadie es un secreto que Leoncio Morán está en campaña por la alcaldía capitalina. Nadie puede negarle su derecho a aspirar ni a elegir al blanco de sus ataques, pero pese a la insistencia y beligerancia los temas con los que cuestiona a Insúa han carecido de una argumentación sólida, pues encuentran su sustento principal en la agresividad y energía con que se expresa cada adjetivo.

 

En el tema de moda, los trabajos que se realizan en la calle Madero, se alega tardanza, lentitud en las obras, así como que estas no contemplan la sustitución de las tuberías de agua y drenaje. En su defensa el alcalde argumenta que el proyecto se consensó con los propios comerciantes y que es vigilado por instancias ciudadanas; además prometió que se repondrá el tiempo perdido por los días en que el INAH paró los trabajos y que se terminará adecuadamente en los plazos establecidos. Alegó que por esta vez no hubo recursos para invertir en las acciones complementarias que han sido señaladas, y al respecto el ayuntamiento informó que el tipo de adoquín que se está colocando, es de características que permiten que pueda ser retirado y colocado de nuevo, por lo que sostiene que no habrá problema alguno en maniobrar cuando haya fondos para realizar los trabajos faltantes.

 

Con respecto al diputado Nicolás Contreras y a la reciente reunión de trabajo a la que fue convocado el alcalde capitalino, vale la pena anotar que el legislador es uno de los aspirantes que con mayor insistencia han sido mencionados para contender por la alcaldía capitalina en el 2018, por lo que no extraña que el formato de la cita a la que fue convocado el presidente municipal, fuese elaborado para complicar al máximo posible la participación de Insúa García. Si el diputado Contreras tiene el control del Congreso y sus aspiraciones políticas coinciden con las del edil, era de esperarse que usara todos los medios a su alcance para mermar a quien podría ser su adversario en las urnas.

 

Con tantos frentes abiertos en contra, hubiese sido mejor para Héctor Insúa evitar abrir uno más, esto cuando en su participación en el Congreso cuestionó el tema de los pagos a pensiones de la anterior administración que presidió Federico Rangel Lozano. Probablemente un poco más de mano izquierda y serenidad ayudarían al alcalde panista a sortear mejor los obstáculos con que se encuentra, esto mientras se define la forma en que Jorge Luis Preciado mantendrá el control de las decisiones en su partido, para en consecuencia establecer los acuerdos internos que le permitan reelegirse en el cargo.

 

Mientras tanto, el bloque de opciones políticas lideradas por el PRI, que aún no se recupera de la desbandada de liderazgos y operadores políticos, parece estar lejos de tener definido a quién postulará a la alcaldía capitalina.

 

 

Amarrando Navajas

 

+Un primo político de José Manuel Romero Coello, es uno de los críticos más incisivos de la remodelación de la calle Madero. ¿Será que el director del IMJUVE manda poner piedras en el camino a Héctor Insúa y ya piensa en la capital como una posibilidad para el 2018?

 

+Son varios los cuadros políticos de la Universidad de Colima los que podrían convertirse en candidatos a diputados locales para el 2018. El punto es que a diferencia de otros tiempos los universitarios ya no le apuestan únicamente al PRI, sino que también buscarán obtener candidaturas por el PAN, como ocurrió en el 2015, cuando además del priista Héctor Magaña, también impulsaron a Javier Ceballos y Adriana Mesina por el blanquiazul. Aunque esta posibilidad no cae nada bien al priismo, se trata de una estrategia pragmática que va en sintonía con las formas de hacer política del gobernador Ignacio Peralta, y sobre todo, que prepara el terreno ante una posible conformación de un Congreso de mayoría opositora, que a partir del 2018 seguramente modificará la Ley Orgánica de la institución. De repetirse el escenario del 2015, no se descarta que más de un priista intente desbarrancar a los candidatos universitarios, sobre todo porque todavía, como es el caso del municipio de Tecomán, permanecen abiertas las heridas que dejó esa apertura partidista orquestada desde la Avenida Universidad. Habrá que ver si los priistas vuelven a ser víctimas de la fuerza electoral universitaria a través del PAN, y también si éste partido acepta nuevamente como candidatos a aspirantes promovidos por el rector y sus amigos.

 

+La posible sindicalización de 488 trabadores del gobierno del estado, sería, en caso de concretarse, un acto de justicia y legalidad. Independientemente de las filias y fobias hacia el dirigente sindical Martín Flores Castañeda, ninguna animadversión política debe estar por encima de la ley. Es lamentable que tengan lugar diversas acciones mediáticas sin fundamento para desacreditar la medida, golpeteo que por cierto, va dirigido al sindicato y a la certidumbre laboral de colaboradores del mismo gobernador Ignacio Peralta Sánchez.

 

+Se mantiene la sospecha de que se estén vertiendo aguas negras al Río Colima, esto debido a los fuertes olores fétidos que por las madrugadas invaden una zona aledaña a la calle Venustiano Carranza, al norte del Tercer Anillo Periférico. Han pasado los meses y CIAPACOV no informa ni soluciona el problema.

 

*El autor es licenciado en ciencias políticas y consultor político.

The Latest

Arriba